Guillermo McGill

Guillermo McGIll

Guillermo McGill (Montevideo, 1965) es un percusionista y baterista uruguayo de jazz, afincado en Barcelona desde los doce años de edad. Comenzó tocando con la banda del Taller de Musics de Barcelona, cuando aún era un adolescente, época en la que obtuvo tres veces seguidas el primer premio en el Concurso Nacional de Jazz para Jóvenes Intérpretes. Ha tocado con músicos de jazz internacionales, entre los que destacan Kenny Wheeler, Tete Montoliu, Wallace Roney, Wynton Marsalis, Barry Harris, John Abercrombie, David Binney, Gonzalo Rubalcaba, Paolo Fresu, Dave Liebman, Perico Sambeat, Joe Pass, Marc Johnson y muchos otros.

Su mayor proyección, sin embargo, la ha conseguido en grupos o con artistas de fusión flamenca, especialmente tras su colaboración como miembro del grupo del pianista gaditano Chano Domínguez, con el que ha grabado varios discos. Ya en 1986, cuando se traslada a Madrid, comienza a tocar con la Compañía de Baile Flamenco de Manuela Vargas. También ha colaborado como percusionista, con cantaores de flamenco, como Enrique Morente, Esperanza Fernández, o Ana Salazar, a la que produjo un disco en 2003, y con músicos de fusión flamenca como Juan Manuel Cañizares, Carles Benavent o Jorge Pardo.

Como líder, ha publicado cinco álbumes: Los sueños y el tiempo (1999), Cielo (2002), Oración (2005), Tan cerca (2008) y “The Art of Respect” (2013), este último junto a Dave Liebman, John Abercrombie y George Mraz.

En 2016 lanza el disco “Es hora de caminar” junto a Perico Sambeat (saxo alto, saxo soprano), Javier Colina (contrabajo), Juan Diego Mateos (guitarra), Marco Mezquida (piano). Músico invitado Barnabas Hangony (violoncello).

La conferencia inaugural del 10 de marzo a las 20.30h. en el Casino abulense tiene como título “El sentir el ritmo”

A partir de los dos ritmos básicos: el binario y el terciario que, para Guillermo McGill, corresponden a los principios femenino y masculino relacionados con arquetipos míticos como Marte y Venus, se irá desgranando la correspondencia del ritmo en la música y en los cuentos. Y cómo aparece es los estilos musicales de diferentes culturas.

“Y todo ello, nos ayude en la búsqueda de la excelencia en la comunicación y ello nos lleve a construir entre todos universos de belleza (equilibrio y armonía), bondad (empatía) y verdad (aquello que surge inefablemente de las dos anteriores)”