Mito. Rito. Juego

Mon y Yoshi hacen un tándem compenetrado en este CuentaLab. Cada uno habla desde su experiencia y su cultura, según sus conocimientos y recuerdos, y juntos elaboran un mosaico rico y variado de formas de percibir el mundo y reaccionar ante él.

La propuesta sobre la que se va armando el tema es una sucesión de fotografías que ambos narradores presentan, sin desvelar en un primer momento a los asistentes qué es lo representado, para que éstos aventuren sus posibles respuestas. Finalmente se explica el rito que muestra cada imagen y se comparten las opiniones y comentarios entre los participantes.

Como introducción a las imágenes y primera explicación, sólo un apunte: el Rito lleva detrás un Mito.

CuentaLabLos objetos y paisajes a los que nos transportan los maestros de la ceremonia son tan variados como un rito iniciático de Japón, dos ritos funerarios en India y África, una danza, un árbol de navidad, el mapa de la ciudad antigua de Kioto, o un plato de escudella catalana.

 Así, poco a poco vamos descubriendo que la simbología que construye el rito hace referencia al mito que le da sentido. El mito o la creencia es la razón por la que el rito se realiza.

Hay ritos que se repiten iguales o parecidos a lo largo de la historia y la geografía humana en diferentes culturas: los ritos iniciáticos y los funerarios, el principio de una etapa y el final de la vida se celebran y conmemoran de diferentes maneras pero con el mismo sentido.

Todos los seres humanos somos iguales en lo más básico, incluso en el ritmo interno. Esta afirmación se demuestra en un vídeo en el que una danza africana se presenta con una bulería como música de fondo. Y las dos están armónicamente sincronizadas.

 CuentaLab 
Mas adelante descubrimos que en muchos ritos, parte importante de la celebración es la reunión con los seres queridos, tal vez para crear, mantener y fortalecer los vínculos que se generan a través del acto de compartir comida. Parece ser que esta costumbre también es común a otras culturas y religiones, como en el caso de los ritos de la Navidad. Incluso nos reunimos con personas que ya no están en este mundo, pero a las que mantenemos presentes entre nosotros, como la costumbre de guardar reliquias y consagrar altares a los difuntos.

Muchas personas tienen pequeños ritos cotidianos que repiten a diario casi sin darse cuenta. Como la manera de poner la mesa, el lugar donde situamos a cada comensal, la manera en que realizamos nuestra higiene y belleza personal…

También detrás de estos ritos hay una explicación que les confiere sentido, pero ésta puede darse de manera consciente o no. Por ejemplo: el sitio que elegimos alrededor de una mesa puede obedecer a nuestra costumbre o cultura, puede que sea el único que queda libre, o puede que haya una jerarquía asociada a cada lugar: el sitio del padre, el de quien preside la mesa, el invitado de honor… o puede ser una razón práctica, como el sitio que queda más cerca de la cocina o el mejor situado frente a la tele.

A veces, la explicación que da sentido al rito, es decir el mito, se convierte en superstición. En este caso, cuando el rito pasa a la obsesión o se banaliza, se convierte en anquilosante y coarta a la persona. El ejemplo que lo ilustra es la prohibición, en la antigua Kioto, de caminar en una dirección concreta, por temor a terribles consecuencias. Las personas tenían que dar grandes rodeos para llegar a sus destinos en la ciudad, o bien dejar para otro día el asunto que obligaba a ir en esa dirección. Esta costumbre, como es lógico, dificultaba mucho la vida de los ciudadanos.

Dentro del relato, los motivos por los que suceden las cosas son muy importantes, porque, igual que los ritos, se presentan a través de símbolos. Éstos conectan con las personas, unen, son sagrados.

Por eso, los símbolos del cuento traen la sanación.

Para finalizar, y a modo de conclusión, unos apuntes:

Los mitos de la vida hablan del origen de las cosas, especialmente de las cosas importantes.

Los humanos necesitamos la trascendencia, por eso los mitos.

Los mitos proporcionan consuelo, explicación, y estructura social.

Elena Morado es escritora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s