Casa de Postas

Tener a Casa de Postas como colaborador nuestro es tener, sin duda, un colaborador con solera. El restaurante y taberna Casa de Postas es parte de las Rondas de Cuentos que organizamos con la Asociación Autismo Ávila. Mari Ángeles, su dueña, nos cuenta la historia que se esconde detrás de sus paredes. 

Cuentacuarenta Casa de Postas Avila

Érase una vez…
– … una casa de postas en el siglo XVII-XVIII donde todos los viajeros venían a comer, a descansar, a avituallarse, porque cabalgaban en caballos y venían en carrozas de princesa. Y así empezó hasta llegar al siglo XXI, siguiendo las tradiciones pero en este caso llegando en coche de motor.

Protagonistas de este cuento.
– Los protagonistas son los empleados de esta casa. Y tenemos desde el chef de cocina, que no es un ratoncito, sino una ratoncita, con tres ratoncitos que le acompañan en la cocina. También tenemos un pingüino, que está en sala, que está con más pingüinitos.  Y yo, por último, soy la pingüina madre, que voy acompañando a todos los demás, y ayudando a mis compañeros.

Si vinieran los 40 ladrones a robarte, ¿qué les darías, lo mejor que tenéis en la Casa de Postas, para que salieran satisfechos?
– Lo primero les daríamos nuestra simpatía, les trataríamos muy bien, muy bien, muy bien, les pondríamos muchas jarras de vino para que se emborracharan, y después les daríamos de comer, así se dormirían tranquilos y estarían relajados, y conseguiríamos que no nos robaran nada.

¿Un final feliz para esta historia?
– Que todos los que vienen a la Casa de Postas se sientan muy contentos y se vayan más contentos para casa.

Elige un personaje de cuento.
– (Sin dudarlo) Yo elegiría a D’Artagnan (risas).

¿Por qué habéis querido colaborar con Cuentacuarenta?
– Porque pensamos que las Rondas de Cuentos y su campaña de concienciación sobre autismo es una iniciativa muy bonita, y que sirve para incentivar y motivar a la gente. Por desgracia, no entendemos muchas veces lo que es el trastorno del autismo, y  no tratamos adecuadamente a la gente que lo tiene. Es la primera vez que colaboramos, y estamos muy contentos de hacerlo.

Gran combinación la que hemos hecho con Casa de Postas. Nosotros les hemos llenado de cuentos y ellos nos han llenado la barriga con platos riquísimos. La atención de Mari Ángeles con nosotros y todos los que se acercan por su restaurante y taberna es exquisita. Les agradecemos que hayan acogido tan bien a estos viajeros cuenteros. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s